Consistencias del royal icing

consistencias el royal icing

Cerramos la semana con un post que hacía tiempo que quería preparar. Siempre te hablo de cómo decorar con glasa tus galletas pero nunca te había contado cómo prepararla y los diferentes tipos o consistencias del royal icing que existen y que se utilizan un montón. A partir de ahora el resultado de tus galletas con glasa será mucho más profesional y conseguirás un mejor acabado. (Te aseguro que seguirán estando buenísimas)

Así que…¡Llegó el gran momento!

Empecemos por el principio…¿Cómo preparas tu glasa o royal icing? Es muy sencillo, te cuento dos técnicas diferentes: una casera hecha con ingredientes que puedes tener por casa, y otra hecha a partir de un preparado que puedes comprar en el supermercado.

Empezamos por el Royal Icing casero, vas a necesitar:

  •  175 ml. de agua templada
  • unas 5 cucharadas de polvo de merengue
  • 1000 gr. de icing sugar (azúcar lustre o impalpable)
  • 1 cucharada pequeña de sirope de maíz (opcional)
  • 1 cucharadita de cremor tártaro
  • 1 cucharadita de aroma al gusto (opcional, yo suelo utilizar el de vainilla )

Una vez tienes listos todos los ingredientes, pones todos los ingredientes en la batidora y con el accesorio pala nunca con el de varillas para no añadir aire, mezcla durante unos 10 minutos a velocidad baja. El resultado debe ser una glasa totalmente blanca, brillante y bastante dura, genial para empezar a trabajar con las consistencias.

También puedes preparar tu Royal Icing con preparado, sólo vas a necesitar 500 gr. de preparado para glasa Tate Lyle (u otra marca) y 75 ml. de agua templada. En este caso, deberás seguir las indicaciones del fabricante, pero básicamente tendrás que mezclar los accesorios en tu batidora  (con el accesorio pala ) unos 10 minutos y también a velocidad baja.

(Receta del blog de Galletilandia.)

Bien, ahora que ya has preparado tu glasa a la que vamos a llamar GLASA MADRE ya puedes empezar a modificarla según cuál sea tu objetivo. Esta misma glasa la puedes utilizar para decorar algo muy marcado o que tenga relieve, por ejemplo, cuando decores los pétalos de la galleta del dia de la madre que te enseñamos hace unas semanas.

perfilar con glasa

Para conseguir las diferentes consistencias, solo tendrás que añadir más o menos agua a la “glasa madre” según si quieres que sea más espesa o más líquida. La verdad es que es algo difícil de concretar exactamente cuánta agua vas a necesitar, así que lo mejor es que vayas probando añadiendo pequeñas cantidades hasta conseguir la consistencia que buscas.

Para conseguir una GLASA DE DELINEADO, mezcla tu “glasa madre” con agua siguiendo la siguiente proporción: 1 cucharada de agua por cada 200gr aproximadamente, o con la técnica de los segundos: este tipo de consistencia necesita 20 segundos en juntarse tras el corte. Pasa un cuchillo por el centro de la glasa, una vez que ya le hayas añadido el agua y la tangas en un bol. Los segundos que tarda en volverse a juntar (en este caso 20 ) define el tipo de glasa que conseguimos. Puedes utilizar esta glasa para delinear tu galleta antes de relllenarla, en una boquilla del núm. 2 ó 3.

perfilar con glasa

Cuando en lugar de una cucharada de agua añadimos dos a nuestra glasa madre, conseguimos GLASA DE RELLENO. Si seguimos con el método de los segundos (después de haber hecho el corte) tardará 8-10 segundos en juntarse de nuevo. En este caso la mejor opción es trabajar con una boquilla del núm. 4 ó 5 y la puedes utilizar para rellenar tu galleta.

Decorar con glasa

Estos dos tipos de glasa (de relleno y de delineado) son los dos tipos más básicos, pero existe una tercera; la GLASA MEDIA.

Puedes utilizarla tanto para delinear los bordes como para el relleno, recuerda que si la utilizas para rellenar, justo cuando termines de hacerlo tendrás que agitar suavemente tu galleta de lado a lado para que se reparta bien, piensa que ahora tu glasa es más densa. Para prepararla sigue con el mismo procedimiento pero ahora necesitará 14 segundos en volverse a juntar.

Te recomiendo empezar a decorar con esta glasa cuando tengas dominadas las otras dos consistencias, ya que tiene cierta dificultad conseguir que la glasa quede lisa y uniforme.

Y hasta aquí la clase magistral de hoy :)

Quizá te parece un poco complicado al principio, pero no te preocupes todo es cuestión de práctica. Cualquier duda que tengas si te pones manos a la obra, recuerda que puedes dejarnos un comentario o escribirme un email a: info@galletea.com y te contestaré lo antes posible para solucionar tus dudas, espero que este artículo te haya sido de gran ayuda.

2 pensamientos en “Consistencias del royal icing

  1. tamara

    Hola me gustaría saber cuanto dura la glasa madre en el frigorífico? ? O si se puede congelar.
    Gracias

  2. galletea Autor

    Hola Tamara! La glasa madre dura una semana en la nevera. Si se puede congelar durante un mes pero cuando se descongele tendrás que mezclarla suavemente y ya no será una “glasa madre” ya que al descongelar le hemos aportado agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 6 = 14